Energía Reactiva
La Energía Reactiva y su corrección

Potencia y Energía.
La potencia es la cantidad de trabajo que se puede realizar en un determinado momento y la unidad eléctrica comercialmente utilizada es el kilowatt (kW). La energía es la potencia que se utiliza a lo largo del tiempo y se mide en kWh.

Existen dos tipos de potencia y, en consecuencia, de energía: la activa y la reactiva.

  • Potencia activa (P): es la que efectivamente se aprovecha como potencia útil en el eje de un motor, la que se transforma en calor en la resistencia de un calefactor o en iluminación, en una lámpara.
  • Potencia reactiva (Q): es la que los campos magnéticos de los motores, reactores, balastos de iluminación, etc., intercambian con la red sin significar potencia útil, pero es necesaria para su funcionamiento.

Como ejemplo podemos decir que los artefactos que basan su funcionamiento en resistencias eléctricas transforman la totalidad de la energía requerida en calor o luz (energía activa).

Sin embargo, la mayoría de las maquinarias destina una gran parte de la energía consumida para transformarla en frío, luz, movimiento, etc. (energía activa) pero, por estar equipada con bobinados eléctricos, otra parte es utilizada para su propio funcionamiento (energía reactiva).

Cuanto mayor es el consumo de energía reactiva peor será el aprovechamiento de la energía total recibida.
  Factor de Potencia/Tangente φ  
Cerrar todas| Abrir todas
Consecuencias de la energía reactiva
Toda tangente fi superior a 0,62 indica que existen maquinarias con elevados consumos de energía reactiva, situación que conviene ser corregida, ya que produce una excesiva circulación de corriente eléctrica en sus propias instalaciones así como en las redes del sistema de distribución de energía, disminuyendo su capacidad de transporte. Esta situación provoca además, disminuciones de tensión que afectan al funcionamiento y rendimiento de sus artefactos eléctricos.
 
¿Cómo se detecta e informa el consumo?
En los suministros de tarifa 3 y Peaje, el consumo de la energía reactiva es registrado por el medidor, conjuntamente con el de energía activa. En la factura de Edenor se muestran ambos consumos. Por razones de orden práctico y tarifario, se calcula la tangente fi como el cociente entre la energía reactiva y la activa del período facturado, resultando por lo tanto un valor promedio.
 
¿Qué, Cuándo y Cómo se factura?
La energía reactiva no se factura directamente, sino a través de una penalización cuando la relación con la energía activa (tg fi) supera el valor básico de 0.62.
En este caso se factura la energía activa con un recargo igual al 1.50% (uno con cincuenta por ciento) por cada centésimo (0.01) o fracción mayor de cinco milésimos (0.005) de variación de la Tg fi con respecto al precitado valor básico.
 
¿Cuál es la solución?
El excesivo consumo de energía reactiva se compensa con la instalación de aparatos denominados capacitores.

Al compensar el excesivo consumo de energía reactiva, reducen el valor de la tangente de fi calculada, evitando penalizaciones.
Para ser efectivos, los mismos deben estar correctamente dimensionados e instalados

Si usted realiza incorporaciones de nuevas maquinarias y/o artefactos eléctricos en su establecimiento, asegúrese que sean de primera calidad y correctamente compensados, lo que evitará instalar capacitores de mayor potencia y mejorará el aprovechamiento de su instalación eléctrica.
 
Su cuenta
Pagos on line Grandes Clientes
Canales de contacto Grandes Clientes
Régimen de contratación
Información técnica